04
Oct

Estilos en la Decoración – 1° parte

Hola a todos! Hoy voy a contarles acerca de los principales estilos de decoración que hay. En realidad, no hay una definición exacta para la palabra estilo en cuanto a decoración que podamos encontrar en el RAE o en Wikipedia.

En decoración, un estilo es una manera particular de decorar, diseñar o ambientar un espacio, mediante algunos lineamientos, formas, colores, muebles, iluminación, texturas, etc., las cuales están vinculadas en un contexto que les brinda características particulares.

Actualmente los estilos son principalmente influencias, pues cada uno es libre de poder crear el suyo propio y lo adapta a su entorno, gustos y su personalidad.

Voy a mencionar y detallar brevemente los estilos más significantes de estos últimos años para que puedan conocerlos y encontrar el estilo de decoración con el cual se sientan más identificados, algunos en este post y otros los mencionaré más adelante.

Estilo Clásico

Unas veces inspirando en la estética de las culturas clásicas como la griega o romana, otras como resultado de la evolución de tradiciones y costumbres en cuanto al Diseño interior, la decoración de estilo clásico se caracteriza por el equilibrio, la armonía y la simetría de los espacios. Una de las principales características de este estilo es que destaca por crear ambientes lujosos y sofisticados, con gran cantidad de piezas y ornamentos, utilizando principalmente colores neutros. En muchos casos, el estilo clásico está relacionado con espacios recargados de elementos.

Estilo Contemporáneo

Es un estilo muy actual, que nació como resultado de la evolución de los estilos más tradicionales y siempre refleja las tendencias actuales. Se caracteriza por el uso de líneas simples y rectas, la mezcla de diversos materiales y acabados y los espacios suelen ser diáfanos, amplios y sobretodo, funcionales. Son espacios poco recargados, cálidos y acogedores.

Estilo Étnico

Se refiere a cualquier estilo decorativo que nos recuerde a una cultura lejana y exótica, así como una cultura regional. Para lograr adaptar este estilo a nuestros espacios, se requiere incorporar elementos propios o característicos de alguna o varios culturas, creando ambientes con una gran riqueza de influencias y con una clara inspiración bohemia y viajera. Los estampados y motivos decorativos en textiles suelen recoger algún motivo tribal y no se escatima en arte y piezas decorativas originarias o réplicas oficiales.

Estilo Nórdico o Escandinavo

Normalmente los espacios nórdicos o escandinavos están equipados con muebles sencillos y de líneas rectas que resaltan el uso de maderas en tonos claros y suaves, los cuales permiten reflejar una mayor cantidad de luz. En este estilo, el uso de accesorios se reducen a la mínima expresión. Si por algo se caracterizan los interiores de estilo nórdico es por su funcionalidad y sencillez.

Estilo Boho Chic

Es un estilo que combina el gusto por el color, la vitalidad y el eclecticismo, con un toque de elegancia y sofisticación en un combinación que logra crear espacios sutiles y muy organizados. Para lograr esto, no se escatima en el uso de accesorios y también son habituales los bordados, los flecos y el macramé así como la ornamentación a través de plantas de gran formato.